miércoles, 3 de febrero de 2010

El engaño de Romanos 10:9: vendiendo el cielo por "cinco minutos de su tiempo"

Romanos 10:9.- "que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo"

¿Acaso el Señor habló a su pueblo en persona, por los profetas y por su Hijo Unigénito, para que Pablo diga que para ser salvo sólo basta con decir que Jesús es el Señor y creer que resucitó?

Pablo no se refería a eso! Tantas veces ha sido utilizado este versículo por personas cegadas por su ego, personas que se jactan de cuántos "han convertido". Pero... Se han convertido en realidad repitiendo una oración "confesando" aquéllo? Los demonios confiesan que Jesús es es Señor! "Y clamando a gran voz, dijo: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes." (Marcos 5:7). ¡Los demonios saben y creen que Jesús resucitó! ¡¿Entonces los demonios son salvos?! ¡No! ¡Pablo no se refería a eso!

¡La confesión es eterna! ¡La confesión comienza cuando el Espíritu Santo ha convencido de pecado a un inconverso y este entiende que necesita un Salvador! ¡La confesión comienza sobrenaturalmente! ¡Y la confesión es la santidad! ¡Confesar no es "decir", confesar es "vivir" de acuerdo a Cristo! ¡La confesión con la boca es sólo una ratificación de la confesión con la vida! ¡Uno no puedo confesar con la boca a Cristo como su Señor si no lo fuera, corriendo riesgo de muerte! ¡Por confesar a Cristo _lo que en su momento requirió una confesión hablada que los condenó a muerte_ ofrendaron su vida cristianos convertidos que murieron abrazados en el Circo Romano devorados por leones hambrientos! ¡Por confesar a Cristo, fueron crucificados mientras cantaban alabanzas y daban gloria a Dios! ¡¿Y ahora, un pecador se cree salvo por decir que Jesús es el Señor y creer que resucitó?! Y los pastores preguntan por qué la gente no va a las iglesias? Pastor: Si te tomaste la atribución que le pertenece al que dices que es tu Señor de declararlo salvo... ¡¿Cómo esperas que vuelva?! ¡Si le has vendido el cielo a cambio de cinco minutos de su tiempo! Pastor: ¡Dios te demandará esa alma! Pastor: ¡Ya deja de engañar buscando una iglesia numerosa en lugar de una iglesia que conozca al Dios verdadero!

Y ahora... Pastores fieles al Señor: Talvez ustedes tengan una congregación pequeña a su cargo. ¡Pero les han mostrado quién es Dios! Pastores temerosos de Dios, que no se han atrevido a declarar salvos, sino a enseñarles el camino a serlo: ¡gracias! ¡Porque ahora lo seguimos con amor al Señor! ¡Oramos por ustedes y porque el Señor levante nuevos pastores y evangelistas fieles! ¡Y porque los otros se arrepientan!

Y si tú llegaste al evangelio por este versículo... !Dale gracias a Dios que llegaste! Pero sabe, que fuiste engañado y que no fuiste salvo por decir que Jesús es el Señor y creer que resucitó. ¿Lo eres?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada